Autocastigo

 

Hay en todos nosotros una vocecita que constantemente nos está riñendo.

Los psicólogos y los psiquiatras han dado a esa voz varios nombres, entre ellos los de "voz crítica", "crítica interna", "la parlanchina", "el gusanillo de la conciencia"...

Le llamemos como le llamemos lo cierto es que todos la tenemos.

A veces suena como la voz de un padre o una madre, o la de un antiguo profesor. A veces suena como una parte de nosotros creada por nosotros solos y que no se parece a nadie más.

Esta voz no nos permite salirnos con la nuestra en nada. Hagamos lo que hagamos, siempre hay algo que le parece criticable. Siembra la duda, incluso en cosas que creemos correctas. Cuestiona, critica, riñe.

Nos dice cosas como éstas:

Eres un desastre
Eres demasiado dependiente
Eres un/a fracasado/a

Emplea muchas expresiones con los "deberías" o "tendrías que..."

Deberías haber sido más...
Nunca deberías haber dicho...
Deberías haber sido menos exigente...
Ya no tendrías que sentirte así...
Ya deberías haberlo superado...
Deberías ser más amable...

y etcétera, etcétera, etcétera, ad infinitum....

Es terrible la manera como nos reñimos a nosotros mismos.

¿Es así como trataríamos a nuestra/o mejor amiga/o? ¿A un niño? ¿A alguien a quien queremos?

Esa voz interior puede domesticarse. Podemos optar por no hacerle caso. Y, sin duda se trata de una elección deliberada.

Si tu crítico interior fuera una persona, seguramente le cerrarías la puerta en las narices. Normalmente, no escogerías pasar todos tus ratos libres con ella.

Con la voz interior sucede lo mismo, echémosla de nuestra mente.

Adaptación de un texto de

©Wendy Bristow

 

Cómo nos maltratamos, y sin embargo no lo hacemos con los demás.

¿Por qué autocastigarnos?

¿Para qué?

Toda esa desaprobación, esa crítica ataca nuestra autoestima de manera continua y asi vamos luego por la vida sintiendonos menos que otros, poco importantes, poco valiosos.

Perdemos el amor a la vida, porque si no nos sentimos importantes o no nos damos cuenta de nuestro verdadero valor solo vivimos por vivir.

Dejemos que esa voz hable pero no para criticarnos, para ofendernos, intentemos cambiar ese casette, esa cinta...

Nuestro mejor amigo vive en cada uno de nosotros, dejemos que nos ayude y no permitamos nunca más que nos lastime.

© Graciela De Filippis

Diseño ©LnYamuni

Música:
Ghost
Melodía desencadenada
Anterior
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.

<noframes> </noframes> </HTML>