-¿Cómo purificamos al mundo? - preguntó un discípulo.

Ibn al-Husayn respondió:

- "Había un sheik en Damasco llamado Abu Musa al-Qumasi. Todos lo honraban por causa de su sabiduría, pero nadie sabía si era un hombre bueno.

Cierta tarde, un defecto de construcción hizo que se derrumbase la casa donde el sheik vivía con su mujer. Los vecinos, desesperados, empezaron a cavar las ruinas, hasta que en cierto momento consiguieron localizar a la esposa del sheik.

Ella dijo: "Dejadme. Salvad primero a mi marido, que estaba sentado más o menos allí".

Los vecinos removieron los destrozos en el lugar indicado, y encontraron al sheik. Este dijo "Dejadme. Salvad primero a mi mujer, que estaba acostada más o menos allí".

Cuando alguien actúa como actuó esta pareja, está purificando el mundo entero".

Fuente de foto
 
Anterior Siguiente
M ú s i c a :
Melodía desencadenada

IMPORTANTE: Este sitio se mantiene en red y es gratuito, gracias a los donativos que envian, para enviar un donativo y ayudar al sostenimiento del sitio, click aqui:
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Subscribirme y recibir las actualizaciones
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Subscribirme y recibir las actualizaciones

Enviar este enlace a tus amigos

Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2009 ©LnYamuni All Rights Reserved.