Cuentan que en una pequeña ciudad vivía una muchacha muy guapa que tenía dos pretendientes.

Uno de ellos era un muchacho intelectual, excelente trabajador, pero súmamente tímido y con bajo perfil social.

El segundo era un muchacho muy extrovertido, alegre, bohemio y algo fanfarrón.

Ambos pretendían a la muchacha quien estaba confundida sobre a cual de los dos escoger. Cuentan que el muchacho extrovertido, a todo el mundo le hablaba de su novia, de lo guapa que era, de su hermoso cabello y sus ojos tan encantadores.

No había reunión social en la que este muchacho no se llenara la boca y se vanagloriara de ser el pretendiente de la chica más bella de la comarca.

Al cabo de unos meses todos los jóvenes del pueblo fueron invitados a la boda de la bella muchacha con el joven... tímido e intelectual.

Cuando inquirieron al muchacho bohemio sobre qué había pasado, dado que el nunca se cansaba de hablar de las cualidad de su chica.

Su respuesta, con un acto de contrición, fue...

“¡Mientras yo hablaba DE ella, él hablaba CON ella!”

Autor desconocido

* Y así es en todo, podemos hablar de nuestros hijos, del esposo(a), de la familia, del patrón, y no con ellos, y lo que más triste aún, de Dios, pero no con Él... observemos qué podemos perder.

 

Music:
Abba
  Winner takes it all
Anterior
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar esta reflexión a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.