Con el dinero ocurre algo parecido a lo que ocurre con el aire que el hombre necesita para respirar. Si el oxígeno disminuye, sufre grandes penurias y hasta puede morir.

Si lo recibe en demasía también sufre, aparecen mareos, alteraciones de su percepción y, al final, la muerte.

Para sentirte bien, para decir que tu respiración es saludable, debes recibir una determinada cantidad de oxígeno, aquella que te permite satisfacer tus necesidades, pero no menos y tampoco más.

Así debería ser con el dinero, del que no se puede prescindir por ser el sistema de transacción en el mundo; todos deberían acceder a la cantidad necesaria para una vida armónica y que abasteciera sus requerimientos de educación, salud, vivienda y los elementos para una existencia digna, decorosa y amable.

Pero nadie debería acumular mas que éso, porque el exceso de dinero fomenta en el hombre los apegos que le impiden crecer hacia la dimensión espiritual donde se encuentra su verdadero ser.

Imagen: Billete $50.00 mexicanos

¡Gracias por tu comentario!
Midi: ©1994 Tune 1000 Corporation ;Warner/Chappell Music Canada Ltd. Int'l rights secured
Anterior
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Licencia Creative Commons
"Nuestra edad" por ©LnYamuni se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-No Derivadas 3.0 Unported.
Copyright 2003-2007 ©LnYamuni All Rights Reserved.