Cuenta la leyenda que, una vez, una serpiente empezó a perseguir a una luciérnaga.

Esta huía rápido, con miedo de la feroz depredadora, y la serpiente no pensaba desistir.

Huyó un día, y la serpiente no desistía... Dos días y nada...

Ya en el tercer día, y sin fuerzas, la Luciérnaga paró y dijo a la serpiente:

-¿Puedo hacerte tres preguntas?

-No acostumbro dar éste último deseo a nadie pero como te voy a devorar, puedes preguntar...

-¿Pertenezco a tu cadena alimenticia?

-No

-¿Yo te hice algún mal?

-No

-Entonces... ¿Por qué quieres acabar conmigo?

-Porque no soporto verte brillar...

Desconozco su autor


 

Música : Kitaro
Japanese Zen Buddhist Flute
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Enviar esta reflexión a tus amigos
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.