...que fuera semejante a ellos.

Mi Padre, quería que fuera una reproducción suya.

Mi Madre que fuera igual a mi abuela.

Mis maestros, querían que fuera como mi hermano.

Y a mi hermano, le gustaba que fuera como sus amigos.

Todos y cada uno querían que fuera otro...

Hasta que un día, decidí que no quería parecerme a nadie...

Salí de casa, me fui a una tapia y escribí: YO SOY YO.

Y entonces comencé a hablar humanamente, sin envidias, sin egoísmos, decidí escuchar con los cinco sentidos, como hacen los sabios, fieles a sus convicciones, pero abiertos a las distintas opiniones e intereses.

Y humanamente trabajé, no para beneficiarme sino para beneficiar a otros y haciéndolo me di cuenta que yo también me beneficiaba.

Amé sin regateos, diferencias, ni favoritismos, por eso me sentí unido a cada uno de mis prójimos.

Cuando lloré, lo hice sin vergüenza, pues el dolor nos hace crecer y ser humanos.

Y me reí. Sin fronteras, uniendo mi risa con la de mis hermanos, dándome cuenta que sólo así era yo.

Y volví a escribir: YO SOY YO.

Desconozco su autor

Música:
Boston
More than a feeling
Anterior
¡Tú puedes ayudar a que este sitio siga en Internet!
Inicio Reflexiones Católicas Evangelio del día
Introducción Mapa del contenido Reflexiones
Por amor a ellos Poesía
Pensamientos
De Mujer
De interés
Música y Poesía de voz
Frases cortas Violencia Intrafamiliar
Mi Libro de Visitas
Mis tutoriales
Premios a Nuestra edad Power Point
Especial de Navidad
Lo más reciente Contactar con la diseñadora
Acerca del sitio Sonetos de Pablo Neruda Precios y Servicios de Diseño
Buscar en este sitio
powered by FreeFind
Recomienda esta página!
Dile a un amigo de este sitio! Free Tell A Friend
from Bravenet

Para imprimir esta página:

imprimir esta página

Copyright 2003-2008 ©LnYamuni All Rights Reserved.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<noframes> </noframes>